Pelé, el 10 yanqui

Lo que más disfrutan los estadounidenses no es romper una cuarentena aduciendo que violan su libertad individual, sino que es festejar su independencia y mostrárselo a todos. Por eso vamos con la historia de Pelé, el 10 yanqui.

Con motivo del bicentenario de la independencia de Estados Unidos, en 1976 se organizó la Bicentenial Cup, un torneo amistoso que juntó a tres campeones del mundo (Brasil, Italia e Inglaterra) y a la selección loc… ehh… al Team América. Sabiendo que la selección yanqui haría poco y nada, se dijeron “si Pelé, Bobby Moore, Chinaglia y George Best juegan en esta liga, los podemos poner tranquilamente”. De los 24 jugadores de la lista, solo 7 eran estadounidenses. “Fue una selección de jugadores extranjeros y metieron a algunos estadounidenses para que pudieran llamarlo Equipo América, supongo”, dijo el defensor del Cosmos de Nueva York, Bobby Smith, parte de aquel equipo.

Los rivales llevaron buenos equipos. Italia tenía a Dino Zoff, Gentile, Scirea, Facchetti, Capello y Tardelli; Brasil a Rivellino y a Zico; Inglaterra fue con Ray Clemence, Trevor Brooking y Kevin Keegan, entre otros. Y acá empiezan las malas, porque George Best ni siquiera se presentó al primer entrenamiento, una pequeña señal de alarma. De todas formas, el comisionado de la NASL, Phil Woosnam, todavía veía al Team América como firme candidato.

La Copa se jugó en seis ciudades y en tan solo ocho días. El primer partido fue Brasil – Inglaterra en Los Angeles, que fue triunfo de los primeros por 1-0, con gol de Roberto Dinamite sobre el final del encuentro. En segundo turno iban los locales contra Italia, en Washington. Pelé llegó sobre la hora porque comentó el partido anterior en un estudio cercano para O Globo (!). Fue victoria para los europeos por 4-0 (goles: Fabio Capello, Paolino Pulici, Francesco Graziani y Francesco Rocca).

Dice la crónica que Capello, en cuanto pudo, le dio una fuerte patada a Chinaglia. “Le dio la espalda a Italia”, dijo el ahora entrenador al New York Daily News. Chinaglia respondió: “Los celos son algo malo. A los jugadores italianos les molesta que haya venido por dinero”. El presidente de la Federación Italiana, ​​Artemio Franchi, pidió que Chinaglia no juegue ese día. “No quieren que juegue porque marcaré goles contra ellos”, dijo el delantero, que no hizo ninguno. Su excusa fue que “mis compañeros tuvieron problemas para conseguirme la pelota”.

La segunda fecha fue: Inglaterra 3 (Channon x2 y Thompson) – Italia 2 (Graziani x2) en el estadio de los Yankees (arriba) Team América 0 – Brasil 2 (Gil x2) en el césped artificial de Seattle (abajo). Pelé no quiso jugar este partido.

En la última fecha llegó el único gol del Team América, en la derrota 3-1 ante Inglaterra, por medio del escocés Scullion. Para el rival marcaron Keegan (x2) y Trevor Francis. Este partido se jugó en Philadelphia.

El cierre del torneo fue en Connecticut, donde Brasil salió campeón al ganarle 4-1 a Italia. Capello puso arriba a la azzurra a los dos minutos, pero la verdeamareala lo dio vuelta con dos de Zico, uno de Gil y otro de Roberto Dinamite. Hubo tres expulsados. Acá están los goles de ese partido, con la mejor calidad posible:

Y acá algunos partidos completos:

Team América – Inglaterra

Team América – Brasil

El día después de que Inglaterra jugó contra el Equipo América, la FA preguntó si se consideraba oficial o no. Por las dudas, no lo incluyó en su lista de partidos internacionales. Brasil e Italia, por otro lado, enumeraron sus partidos nacionales contra el Equipo América oficiales. Estos encuentros contra el Equipo América no cumplirían con el estándar de la FIFA establecido en 2001 porque no se jugaron entre las selecciones de dos países miembros de la FIFA. La FIFA ha eliminado retroactivamente el estado oficial de los partidos que involucran otras selecciones multinacionales de estrellas, incluidos los partidos de Inglaterra contra el resto de Europa y el resto del mundo (aunque la F.A. continúa reconociéndolos como oficiales).

 

Compartilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *