Biografías: Alejandro Sabella

Hoy que cumple años el último DT que pudo hacer jugar a algo coherente a ese rejunte de millonarios caprichosos y desclasados que casi que se ven obligados a ponerse la camiseta albiceleste, vamos a repasar la carrera de Alejandro Sabella como jugador.

Sabella, nacido en Buenos Aires en 1954, surgió de las inferiores de River Plate. Alternó en la titular entre 1974 y 1978, sin consolidarse en gran parte debido a la presencia del 10 titularísimo e ídolo, Norberto Alonso. Desde joven mostró no solo su habilidad neta sino su característica cara de “Ya, ¿me puedo ir?”.

En 1978 partió para Inglaterra a jugar en 2da División con Sheffield United por £160 mil en una movida algo sorpresiva para la época. Posó para la foto muy contento con Harry Haslam, dueño del club y del que se dijo que fue por Sabella porque no pudo contratar a Diego Maradona (una leyenda urbana ya desmentida). Allí jugó hasta 1980 en buen nivel y como titular habitual.

Pero el club bajó a 3ra y “Alex” se fue para Leeds por £400 mil en una movida que dolió en la afición de Sheffield, tanto que llegaron a escupirle a él y a su familia en una tienda local (lo contó un ex compañero). Pero en Leeds United no se adaptó y además su familia le pidió volver a Argentina.

Así que luego de año y medio alternando en la titular y suplencia, en Diciembre de 1981 se fue de Inglaterra. En general dejó una buena imagen en lo futbolístico y en lo personal. Pero en Leeds United no se adaptó y además su familia le pidió volver a Argentina. Así que luego de año y medio alternando en la titular y suplencia, en Diciembre de 1981 se fue de Inglaterra.

Su regreso a Argentina le significó la consolidación definitiva como jugador y su mejor época en las canchas. Con Estudiantes de La Plata ganó el Metropolitano 1982 y el Nacional 1983 siendo fundamental y figura en ese mediocampo con Trobbiani, Russo y Ponce.

De Estudiantes pasó en 1985-1996 -y sin fortuna- a Grémio de Porto Alegre, con el que quedó campeón Gaúcho dos veces jugando poco…

Retornó a Estudiantes hasta 1987, y de ahí se fue para Ferro hasta 1988, ya con 34 años encima.

Y terminó su carrera como jugador en México con el Irapuato, en el que se retiró en 1989. Acá se lo ve en un partido contra Pumas. Aclaramos que Sabella es el de rojo; Pumas es el de camiseta azul con un logo gigante y azteca de un puma, o algo así felino.

En fin, un buen jugador con una carrera bastante respetable en clubes. Acá los dejamos con uno de sus pocos partidos con la selección, vs Brasil en la Copa América 1983, en la que fue titular los 4 partidos en los que jugó la albiceleste.

Compartilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *