La estrecha relación del fútbol argentino con la llegada del hombre a la Luna

Hoy tenemos el aniversario de la vez en la que hicieron que Stanley Kubrick armara un set para que creamos que el ho…. ehh… decía, se cumple el 50º aniversario de la llegada del hombre a la Luna. Y ya que estamos lo relacionamos con el fútbol sudamericano y las cábalas.

Es sabido que hace 50 años Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins fueron las caras de la victoria estadounidense de la carrera espacial que tuvo a muchas personas ocupadas en esa parte del siglo XX. Mientras los astronautas se preparaban en la NASA, a miles de kilómetros de distancia Héctor Rodríguez, en ese entonces secretario de Cultura y Relaciones Públicas de Indpendiente, pensó que debían ser socios del club. Por eso, a través de la Embajada de Estados Unidos, Rodríguez envió los carnets de socios honorarios, tres banderines y equipos completos del equipo de Avellaneda para sus hijos. Existen pruebas gráficas que mencionan que los socios 80.399, 80.400 y 80.401 de Independiente son Aldrin, Armstrong y Collins, respectivamente.

En mayo del ’69, recibieron el agradecimiento y la esperanza de ser visitados en el club: “… quiero agradecerles por su muy linda carta y por su amabilidad al enviarnos los tres banderines. Deseo volver pronto y visitar Buenos Aires. Y espero que las circunstancias me permitan aceptar su invitación para visitar su club”, mencionaba Neil Armstrong.

Dijo el tesorero Boris Lisnovsky: “El objetivo era que llevasen algo de Independiente en su viaje y así convertirnos en el primer club del mundo en llevar su banderín a la Luna”. En la foto, los dirigentes hacen entrega de los objetos.

Agrega Lisnovsky: “En ese tiempo nos podíamos dar ciertos lujos. El equipo venía de ganar el Nacional 67, y se estaba armando la base del plantel que años después arrasó con las Libertadores. Acá había una movida cultural muy intensa”. Después de esto, lo que todos conocemos: el viaje exitoso, la frase del gran paso para la humanidad, la bandera yanqui en la Luna, etc, etc, etc.

Pero en noviembre, Armstrong visitó Argentina por una gira mundial donde contaba su experiencia. Obviamente invitaron a dirigentes de Independiente. Allí, traductor mediante, Neil contó que había llevado el banderín durante el viaje a modo de cábala. Y a partir de ahí quedó el mito, donde Independiente fue el único club que llegó a la Luna, enorgulleciendo a dirigentes e hinchas de la época.

Bonus track: No figuraron en la historia tanto como los de Independiente, pero también querían figurar…
Compartilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *