Los inicios de Unión Magdalena

La historia de cómo las raíces de un club tan 100% caribeño como el Unión Magdalena (Santa Marta, Colombia), vienen de un club centroeuropeo formado casi totalmente por húngaros y rumanos, no es muy conocida.


La Segunda Guerra Mundial terminó, como sabemos, con casi toda Europa del Este ocupada por el Ejército Rojo. En Polonia, Checoslovaquia, Rumania o Hungría, por ejemplo, a finales de los 40 ya terminaron instaurándose gobiernos comunistas bajo el auspicio de la URSS. Muchos futbolistas centroeuropeos emigraron de sus países como consecuencia de esto, y trataron de rehacer sus carreras en los difíciles tiempos de la posguerra. Pero se encontraron con el detalle que sus federaciones nacionales respectivas los banearon de jugar competitivamente.

Para no perder el ritmo, matar la fiebre por el fútbol y de paso ganarse la vida, en 1949 un combo de futbolistas húngaros, rumanos y de otros países formaron en Roma el Hungaria FbC, con el que armaron partidos de demostración que pronto les hizo conocidos por toda Italia. Uno de los que jugó esos primeros años en el Hungaria era un tal László Kubala Stecz, refugiado en Roma con su familia que se unió al club por su cuñado el eslovaco Ferdinand Daučík que oficiaba como DT. Pronto el Hungaria fue requerido para hacer giras de exhibición por toda Europa. Una de ellas los llevó a Barcelona, en donde el juego de Kubala enamoró al DT del FC Barcelona que pidió contratarlo. El jugador se quedó e hizo historia en el club y en España como Ladislao Kubala…

Pero sigamos con el Hungaria FbC. El club continuó con sus giras por Europa, en los que daban tales demostraciones que sus jugadores eran atraídos por otros clubes. Pero el ban de sus federaciones y la imposibilidad de la FIFA en resolverlo hizo que no se pudiera. Total que su fama trascendió el continente y fueron invitados a realizar una gira por Latinoamérica. A Colombia en particular llegaron en Noviembre de 1950, jugaron contra Millonarios (x2), Santa Fe (x2), DIM y Boca Juniors de Cali, después de lo cual siguieron rumbo a Ecuador. ¿Qué relación tiene con el Unión Magdalena? Ya vamos a eso…

Aquí una formación del Hungaria por esos años. Casi todos son húngaros pero hay también checos, rumanos y croatas. Ahora, el más destacado de acá es el penúltimo de abajo, Gyula Zsengeller, una leyenda de la preguerra que fue mundialista con Hungría en 1938 en donde anotó 5 goles.

Pasó que Colombia por esos días estaba baneada por la FIFA, lo que hizo que cualquier club de la naciente liga local podía contratar a los jugadores que quisiera del Hungaria,que igual nada iba a pasar. Así que en Colombia el equipo fue casi que desmantelado por clubes locales. Y aquí es donde entra el Unión Magdalena. En 1951 unos dirigentes de la ciudad caribeña de Santa Marta quedaron impresionados con los jugadores del Hungaria y decidieron contratar al grueso del mismo para formar un club, que llamaron “Samarios” (el gentilicio de la ciudad).

Y aquí el primer equipo de Samarios muestra varios del viejo Hungaria: los seis primeros de pie y los dos primeros y el penúltimo hincados todos vienen de ese club. Acá aparecen Jiri Hanke (Che), Zengeller (4to arriba), Josef Samu (Hun), Negrescu (Rum), Sandor Torok (Hun)…

Además de otros jugadores que no aparecen en esta foto, como Milos Dragolovic (Yug), Jiri Hinduliak, Joseph Kajml, Georgy Marik.. Rudolf Stritich (austríaco)… a todos el pueblo les españolizó el nombre, y se hablaba de “Julio” Zsengeller o “Jorge” Marik…

El equipo jugaba muy bonito pero le fue mal: en su debut de 1951 en el torneo colombiano quedó de 14 sobre 18, al año siguiente (acá en la foto) quedó 11 de 15. Fue en 1951 que consiguieron la hasta ahora mayor goleada de la historia del torneo colombiano: 12-1 a Universidad. Esa tarde Samarios jugó así: Jaime De La Spriella, Sandor Torok, Negrescu, Ernest Sabeditch, Georgy Marik, Felipe Fernández; Orlando Granados, Jiri Hanke, Rudolf Stritich, Gyula Szengeller, Josef Samu. Ocho del Hungaria.

Y para 1953 el equipo cambió su nombre al actual: Unión Magdalena. Y la gran mayoría de los porvenientes del viejo Hungaria se fueron del club, sea a otros equipos colombianos o sea retornando a Europa, en donde ya se había acabado para ellos el ban para jugar profesionalmente. Y de ahí en adelante continuó el Unión su camino ya totalmente alejado de su protohistoria centroeuropea. Vale recordar las dos leyendas que jugaron aquí, uno de la preguerra que llegó en su ocaso, otro que comenzó allí su carrera.

Compartilo

2 comentarios en “Los inicios de Unión Magdalena”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *